En California, la mayoría de las familias tienen la suerte de que sus hijos nazcan sanos y salvos, sin lesiones ni complicaciones de salud. Sin embargo, aún con la alta calidad de la atención médica en el estado, las cosas pueden salir mal. Todavía en el 2021, casi el uno por ciento de todos los nacimientos (7 de cada 1.000) resultan en lesiones para el bebé. Desafortunadamente, muchas de esas lesiones son el resultado de la negligencia médica.

En el bufete de abogados de Michael Oran, A.P.C.  hemos construido nuestra reputación y carrera representando exclusivamente a víctimas de negligencia médica. Con una enfermera registrada en el personal y un profundo conocimiento de la fisiología y la anatomía humana, Michael Oran está en una posición única para diseccionar los informes médicos, comprender e identificar la causa de las lesiones de nacimiento, estimar las implicaciones a largo plazo de la lesión y obtener una resolución y compensación, actuando de forma compasiva.

Ningún otro bufete de abogados puede compararse.

¿Cuáles son las lesiones más comunes en el parto?

El parto puede ser peligroso e imprevisible. Hay innumerables formas en las que un momento de descuido puede provocar una lesión que afecte al recién nacido para el resto de su vida. Algunas de las lesiones más comunes son

Fractura de huesos

Durante el parto se aprietan los frágiles huesos cartilaginosos del bebé. En manos de un profesional médico distraído o mal entrenado, los instrumentos de asistencia al parto, como los fórceps, pueden hacer que su hijo sufra fracturas huesos.

Lesión de la médula espinal

El uso inadecuado de instrumentos, como los fórceps, puede provocar una lesión de la médula espinal en los recién nacidos. Los daños en la médula espinal pueden causar parálisis y problemas neurológicos de por vida.

Parálisis cerebral

La parálisis cerebral es el defecto congénito más frecuente en los niños estadounidenses, según los CDC. Esta condición puede resultar de un parto mal vigilado o de que los profesionales médicos utilicen técnicas inseguras o inadecuadas. Esta condición conlleva problemas de por vida, como espasmos musculares y debilidad, así como un retraso en el desarrollo motor.

Parálisis facial

Muchos de los nervios que ayudan a controlar la cara pueden sufrir daños durante el parto si el médico o la enfermera ejercen una presión excesiva. Esto puede provocar una parálisis temporal o permanente de la cara, lo cual dificulta que el niño abra los ojos, hable o incluso sonría.

Parálisis de Erb y parálisis braquial

Cuando los médicos provocan un traumatismo en los nervios del cuello, los hombros y los brazos del bebé, puede producirse una parálisis de Erb. Con esta condición se les dificulta el movimiento de los brazos y los hombros, y carecen de reflejos normales. Esta afección, también conocida como parálisis braquial, suele producirse cuando un médico tira de los brazos del bebé al nacer o cuando lucha con sus hombros. 

Asfixia perinatal

Los bebés necesitan oxígeno inmediatamente durante y después del proceso de nacimiento. Si no reciben suficiente oxígeno, pueden sufrir asfixia perinatal. Esto puede provocar desde una piel pálida tras el nacimiento hasta convulsiones más adelante en la vida. Esta afección suele ser el resultado de que los médicos no monitoreen al bebé durante el parto. El verdadero daño puede no ser visible a simple vista durante años, por lo que es fundamental contar con un abogado especialista en negligencia médica que le ayude a identificar la condición y la causa principal para obtener la compensación que necesita para su hijo.

Cefalohematoma

El proceso de parto implica una gran presión sobre el cráneo del bebé, el cual es más blando que la cabeza de un adulto. El cefalohematoma, o hematoma craneal, es el resultado de un daño en el cráneo del bebé y suele deberse al descuido del profesional médico que atiende el parto.  El cefalohematoma puede causar ictericia o anemia, así como un bulto permanente en la cabeza del niño.

Caput Succedaneum

Los médicos que hacen un uso incorrecto de la ventosa durante el parto pueden causarle a su hijo un dolor importante a través de una afección conocida como caput succedaneum. Esta condición consiste en la hinchazón de los tejidos blandos de la parte superior de la cabeza del bebé. Cuando la ventosa se utiliza de forma incorrecta, puede arrastrar demasiados fluidos a la zona y crear un significativo hematoma e hinchazón en la cabeza y la cara.

Hemorragia subconjuntival

La hemorragia subconjuntival o rotura de los vasos sanguíneos de los ojos, es otra lesión causada por la excesiva presión. Esta condición produce franjas rojas en el blanco de los ojos del bebé y en los casos graves puede dañarle la vista a su hijo de por vida.

Falta de oxígeno

La falta de oxígeno durante el parto puede provocar lesiones cerebrales. A su vez, estas lesiones cerebrales pueden causar parálisis cerebral o convulsiones crónicas. Las lesiones cerebrales pueden producirse si el profesional médico no monitorea al bebe durante y después del nacimiento, o si no saca al recién nacido del canal de parto a tiempo. Las consecuencias de la privación de oxígeno pueden ser un deterioro físico y mental permanente.

Las causas más comunes de las lesiones en el parto

Debido a que la mayoría de los nacimientos ocurren en hospitales o bajo supervisión médica, muchas lesiones durante el nacimiento son consecuencia de una negligencia médica. En California, la negligencia médica es cualquier acto u omisión negligente en el que el profesional médico causó una lesión o muerte mientras realizaba su ámbito normal de servicios. Es decir, que causar a su bebé un daño razonablemente evitable es probablemente un acto de negligencia médica.

Algunos de los tipos más comunes de negligencia médica que provocan lesiones en el parto son:

Si su hijo se lesionó al nacer, usted necesita un abogado especializado en lesiones de nacimiento

El día del nacimiento de su hijo se supone que es uno de los días más felices de su vida. Sin embargo, si su bebé se lesiona en el proceso, puede convertirse en uno de los peores.

Un verdadero abogado especializado en negligencia médica puede ayudarle a identificar el tratamiento que su bebé necesita y la magnitud real de los daños causados, para poder luchar por obtener la indemnización completa que necesita para darle a su hijo la oportunidad de tener una vida sana. Si cree que algún profesional médico ha lesionado a su hijo durante el proceso de parto, póngase en contacto hoy mismo con un abogado especializado en lesiones en el parto de California, en el bufete de abogados de Michael Oran, A.P.C. Llame al (213) 454-0002 o envíe un mensaje en línea para programar una consulta gratuita.